Bueno, ya estamos aquí de nuevo con el siguiente número del fabuloso Curso de Dibujo de Michael Perrinow. Bueno, "siguiente" no, claro, más bien nuevo. Ni eso, pues cuando saque otro más, y tú quieras volver a leer éste -ya sea porque tienes la memoria de una ameba o la retentiva de un champiñón-, éste artículo ya no responderá satisfactóriamente al término "siguiente" o "nuevo". Mira, todo esto es una estupidez, continúa y ya está.

Como te decía, si estás aquí es porque sin duda has superado las pruebas que propuse en el primer número. La otra opción es que te las saltases y pasaras de largo, pero eso es imposible. Sería demasiado rastrero incluso para tí, gusano... ¿verdad?

En este capítulo hablaremos de algo importantísimo a la hora de dibujar: el material. Ya sabes: bolígrafos, lápices, goma... Toda esa mierda. Si confías en mí, yo te enseñaré qué es útil y qué no vale ni para dárselo a un mendigo.


Cualquier buen dibujante -o mediocre, incluso- sabe perfectamente lo que necesita para plasmar su arte sobre el papel, pupitre, pared de ladrillo o pechos adolescentes salpicados de semen, pero como ahora me estoy dirigiendo a tontitos, pues tendré que explicarlo desde cero:

PAPEL
Lo básico. ¿Sobre qué pensabas dibujar, si no? ¿Una piña? Oh, vamos... Si de verdad tengo que explicarte cual es la función del papel, quizá necesites una terapia de electroshocks, no un curso de dibujo.
LÁPIZ
El arma básica. Así como el samurái tiene su katana, el dibujante tiene su lápiz. Ponle nombre, acuéstate con él, métetelo por el agujero de la polla. Es parte de tí.
El tamaño del lápiz puede variar del de la foto, los de verdad suelen ser más largos. ¡Hay que explicároslo todo, joder!
GOMA
El enemigo del lápiz, su némesis. Sirve para que los torpes que no saben usar un lápiz como es debido tengan que borrar lo que han hecho. Perdedores.
Ah, y no está hecha de nata, así que no os la meáis en la boca.
ROTULADOR
El rotulador sirve para cuando estás especialmente estresado. Solo destápalo, acércate la punta a la nariz, aspira hondo y deja que su potente olor se lleve todas tus preocupaciones, lamentos y el recuerdo de aquella vez que la metiste en un melón y se te metieron las semillas debajo del prepucio.
BOLÍGRAFO
Un instrumento tan versátil como el lápiz, pero sin poderlo borrar. Con el bolígrafo tienes que jugártela a la primera, no hay segundas oportunidades. Dibujar con el bolígrafo es de hardcores.
PILOT
El pilot es la herramienta de un profesional, aunque os digan otra cosa. Hay que ir con cuidado, porque la tinta se *pfff* corre más facilmente*pffffff* que con*pffff* el bolígra*pfff*¡JA JA JA JA JA JA JA JA!
PLUMILLA
Esto es una gilipollez. Se supone que tienes que dibujar con una pluma de pájaro mojada en tinta. ¡Menuda estupidez!
De todas maneras, si quieres probar, te recomiendo arrancar la pluma del pájaro antes de empezar.
PINCEL
Es una fregona en miniatura que sirve para extender pintura por la superfície a pintar. Vosotros diréis: "¿Fregar? ¿Por qué tengo que hacer yo un trabajo de mujer?". Yo os respondo: porque tenéis tan poca vida social que hasta vuestra madre cree que estáis muertos.
Touché.
PINTURAS
Material que utilizaban los antiguos homínidos para hacer dibujos con los dedos dentro de sus mohosas cavernas. Ya sabéis, antes de que inventaran los ordenadores caseros.
REGLA
Es el sangrado que las mujeres tienen cuando el óvulo que fue expulsado del ovario para ser fecundado no es fertilizado. El flujo de una menstruación está compuesto de sangre, tejido endometrial y otros fluidos vaginales, y llegan a salir unos 50 ml.. Este flujo sale por la vagina y su duración promedio es de tres a cinco días.
No sé a vosotros, pero a mí me ha entrado hambre.
OTROS
Hay un montón de otros artilugios que la gente utiliza, como portaminas de colorines paa que los bocetos se vean guays, tiralíneas, cartabones y todo tipo de cosas que sirven para esparcir por encima de la mesa antes de echar una foto para Twitter.




1· LÁPICES, BOLÍGRAFOS, ETC.: Cualquiera de ellos se ha de sostener perpendicular a la superfície y con mano firme, como cuando agarras un periquito: suficientemente fuerte como para que no se escape volando, pero a la vez suficientemente flojo como para no sacarle las tripas por la garganta. Sé que es difícil para vosotros. Y técnico.
Bueno mira, la verdad es que no creo ni que os podáis encontrar el ombligo ni aunque os estuviese cosiendo a puñaladas, así que os haré un gráfico sencillito para que aprendáis cómo sostener vuestro instrumento. ¡Y no me refiero a la polla! Diosss...

 

MODO BÁSICO
Tu mano
Abre la mano
Coloca el instrumento tal que así
Cierra el puño, agarrándolo con el índice y el pulgar
MODO FÁCIL
Tu mano
Abre la mano
Coloca el instrumento perpendicular respecto a
tu brazo
Cierra el puño. Asegúrate de que la parte que mancha mira hacia abajo
MODO LERDO
Tu mano
Abre la mano
Coloca el instrumento paralelo a tu brazo
Pégatelo con cinta aislante, ¡y buena suerte!

 

CÓMO USAR EL LÁPIZ

También vale para cualquiera de los otros instrumentos antes mencionados. Estos son los errores más comunes de cualquier aficionado, grupo en el que estás incluído tú.
     
 
¡NO! ¡Nada de clavarse el lápiz en el cuello, atontado! ¿No te das cuenta de que luego mancharás el papel?
 
¡NO! ¡NO! ¡¿Es que no ves que ese lápiz es demasiado grande para sostenerlo, estúpida?!
     
 
¡NO! ¡NO! ¡NOOOOO! El lápiz se coge con la derecha desde siempre, ¡con la izquierda es antinatural!
 
¡ASÍ SÍ! ¡Esta es la forma correcta de coger un lápiz!
Mirad, no quería decr nada, ¡pero me parece penoso tener que os tenga que enseñar hasta esto!


¿Y bién? ¿Ya estás saturado? ¿Demasiada información? Échate una siesta, descansa el cerebro y vuelve, ¡que aún no hemos terminado!


2· LA GOMA: La goma es un artefacto traidor y peligroso. Que no te engañe su delicioso tacto o su bonito color, a la mínima oportunidad se volverá contra tí y convertirá tu vida en un infierno miserable. ¡Hasta podría saltarte de entre los dedos y sacarte un ojo! Si quieres aprender de verdad cómo se utiliza la goma de borrar, oculta el porno y préstame toda tu atención:



3· LA REGLA: La regla es uno de los más difíciles de manejar. ¿Estás seguro de que serás capaz? El primer paso es sostener la regla sobre el papel con una mano (¡IMPORTANTE!: la que no utilices para dibujar), mientras que con la otra pasas la punta del lápiz por la parte que tiene las rayitas. ¿Ya? Sé que ha sido difícil, ve a descansar. Te dejaré una guía de todo lo que debes saber de la regla para cuando vuelvas.



4· LA PINTURA: Hay muchos tipos de pintura, y el objetivo de todos ellos es:
a) Excusar la existencia de decenar de carísimos cursos de aprender a pintar.
b) Tener un aspecto apetitoso para ser devorada por babeantes e inconscientes niñitos.

VARIOS MÉTODOS DE PINTURA
Pintura en tubo: Pinturas plásticas solubles en agua que darán un aspecto genial y profesional a la pocilga donde trabajas.
     
Lápices de colores: Que no te vea nadie pintando con esto si no quieres que la gente crea que aún bebes leche de la teta de tu mamá.
     
Ordenador: El método más fácil. Más fácil para distraerse de la faena, claro.



5· PLUMILLA Y TINTA: Si quieres darle un auténtico toque profesional a tu trabajo, y de paso bajarle las bragas a un par de fans, debes aprender a utilizar la plumilla y la tinta china (no se llama así porque la compres en un chino). No solo produce unos trazos bellos y sutiles, sino que es un puñal magnífico -y elegante-.





- Procura guardar siempre el material donde lo tengas a mano: la cama, los calzoncillos, entre las muelas, etc.. Si eres de los que siempre pierde la goma, o el sacapuntas (eh, no he hablado de él en todo el artículo, ¿os habíais dado cuenta?), hay un sistema que consiste en abrirse con un cuchillo -o plumilla- las mejillas por dentro de la boca para utilizarlo como bolsillo secreto. Al estilo hámster.

- Tu material es tu família, así que ponle nombre a todo lo que uses.


- Utiliza tu material de trabajo para todo, de esa manera te acostumbrarás rápido a manejarlo. Puedes usarlo para comer, fregar los platos, acariciar a la serpiente, limpiarte el culo, etc..

- Procura no rascarte los ojos con la plumilla.

- Nada de introducirse el material por ninguna de tus cavidades sexuales u orificio natural de tu cuerpo. ¿Tú sabes lo que cuesta luego limpiarlo de secreciones?

- Si aún así piensas hacerlo... bueno, ten cuidado de no perderlo.


 





Michael Perrinow, la Increíble Página de Michael Perrinow y el resto de mamarrachadas que se publican en esta web se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Menrey Tales Pan de ayer Senor Dibujero Suena a Culo